Menu
15/10/2019
A+ A A-

LIBERTAD PARA RUBÉN GONZÁLEZ

Rubén González es un destacado sindicalista venezolano de amplia trayectoria, secretario general de SINTRAFERROMINERA, organización sindical de la empresa (estatal) FERROMINERA, encargada de extraer el mineral del hierro del Cerro Bolívar materia prima esencial para la manufactura en SIDOR hacia el mercado nacional y para la exportación.

En 2009 González fue detenido por organizar una huelga en procura del cumplimiento del contrato colectivo y luego condenado a 5 años por violar la ley de seguridad nacional, en esa oportunidad FADESS  (Frente de Defensa del Salario y el Sindicato)  organizó a lo largo de 2010  marchas a nivel nacional, en Caracas, Valencia, Puerto Ordaz, y otras ciudades hasta obtener su liberación bajo condiciones de presentación periódica a tribunales de Caracas, aun cuando la empresa está radicada en Ciudad Piar, Edo. Bolívar, a setecientos kilómetros de distancia. 

En 2018 a raíz de la implantación del nuevo cono monetario (el bolívar soberano) y el paquetazo maduro que pulverizó elRubén González, Secretario General del sindicato SINTRAFERROMINERA, siendo detenido por las fuerzas represivas del régimen madurista.Su único delito ha sido el de defender los derechos de los trabajadores venezolanos.Rubén González, Secretario General del sindicato SINTRAFERROMINERA, siendo detenido por las fuerzas represivas del régimen madurista.Su único delito ha sido el de defender los derechos de los trabajadores venezolanos. salario y las contrataciones colectivas, aplanando las escalas salariales al estilo castrista, González convocó a protestas en Ciudad Guayana conjuntamente con la recién constituida Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG), teniendo como respuesta del gobierno allanamientos a su casa y a la empresa, actos repelidos por los trabajadores con enfrentamientos físicos a la GNB. Esta situación determinó una nueva acusación de ultraje al centinela, a las FABN y un nuevo encarcelamiento en la Cárcel de la Pica en el estado Monagas donde acaba de ser sentenciado a pena de 5 años y 9 meses. 

Su caso fue motivo de investigación por la Comisión de Encuesta de la OIT que visitó al país en abril de  2019,  en este momento Rubén González  es el símbolo del sindicalismo venezolano,  un sindicalista definido por su autonomía de los partidos políticos, practicante de la religión evangélica y  hombre que ha mostrado a la opinión pública nacional e internacional la dura condición que sufren los trabajadores venezolanos. 

 

A continuación, carta enviada al Sr. Guy Rider, Director General de la OIT con información y alegatos sobre la condena penal  de  Rubén González.

 

 Caracas, 13 de agosto de 2019

Señor

Guy Ryder

Director General

Oficina Internacional del Trabajo (OIT)

Avenue des Morillons

CH-1211 Ginebra 22- 1- Suiza.

 

Refs: Queja art. 26 contra el gobierno de Venezuela. Caso núm. 2763. Información complementaria y nuevos alegatos. Condena penal de Rubén González, Secretario General de SINTRAFERROMINERA

 

Señor Director General:

En el día de hoy, 13 de agosto de 2019, se ha consumado un nuevo y muy grave atropello, una violación fragrante de la libertad sindical, con la condena penal de Rubén González, Secretario General de SINTRAFERROMINERA.

Hoy tuvo lugar la última “audiencia pública” del juicio contra Rubén González, en la Ciudad de Maturín, Estado Monagas, por ante el Tribunal Militar Quinto de Control, el cual pronunció una condena vil de a cinco años y nueve meses de prisión contra nuestro compañero, solo por defender los derechos laborales de su sindicato y de la clase trabajadora venezolana, para la cual se ha convertido en un símbolo.

La atrocidad de esta condena se produjo además a puertas cerradas, en condiciones de grave violación de las leyes y de la dignidad de nuestro compañero y de sus familiares y amigos, y de la ciudadanía en general. No hubo audiencia pública. Funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) que llegaron al lugar en dos camionetas sacaron del Tribunal a todos los familiares de Rubén González y a otras personas, y dejaron entrar a la audiencia solamente a los abogados de Rubén. La DGCIM rodeó el perímetro de la circunscripción militar donde tuvo lugar la audiencia, lo que llenó de gran preocupación a todo el movimiento sindical venezolano, el cual se mantuvo atento al desarrollo de los acontecimientos. Semejante acción revela que no habría verdadero debate judicial en la audiencia, que Rubén había sido condenado de antemano.

Desafortunadamente, de esta manera continúa y se agrava la violación de los derechos humanos de Rubén González quien, sometido a la justicia militar, a pesar de ser un civil en ejercicio y cumplimiento de sus responsabilidades sindicales como Secretario General de SINTRAFERROMINERA, se ha mantenido privado de libertad en la cárcel militar de La Pica, donde ha sido sometido a castigos y malos tratos.

Rubén González fue sometido a este nuevo juicio militar en noviembre de 2018 y está preso desde el 28 de noviembre de 2018 a 400 Kms. de su residencia. Su caso fue presentado ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT y ante el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria, en la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Oficina de las Naciones Unidas, en Ginebra1. Ya había sido procesado una primera vez durante 5 años, desde el 24 de septiembre de 2009 (Comité de Libertad Sindical, Informe provisional - Informe núm. 358, noviembre 2010) hasta el 23 de abril de 2014, cuando fue absuelto (CLS, Informe núm. 380, octubre 2016), todo lo cual fue objeto de seguimiento y de pronunciamientos por parte del Comité de Libertad Sindical en el Caso No 2763, el cual se encuentra todavía en fase de seguimiento.

No obstante estas denuncias, el ensañamiento contra Rubén González y su familia no solo no ha cesado sino que se ha profundizado. Durante el mes de mayo del presente año fue castigado en la Cárcel de La Pica, donde lo metieron en una celda sin agua y sin luz por aproximadamente dos semanas y sin derecho a visitas. En esos días, se enfermó porque tiene padecimientos renales, le dio mucha fiebre y estuvo muy mal. El castigo agravó significativamente sus dolencias y ahora sufre las secuelas de ese ensañamiento en contra suya.

Señor Director General: Mucho sabré agradecerle que se sirva dar el curso urgente que corresponda a esta comunicación, para que el hecho gravísimo que hoy denuncio sea puesto en conocimiento de la Comisión de Encuesta, a fin de que sea debidamente valorado en su informe. Teniendo en cuenta, sobre todo, que por razones que no conocemos, la Comisión no pudo visitar a Rubén González en la Cárcel de La Pica durante su misión a Venezuela, lo cual preocupó en su momento al movimiento sindical. Ahora vemos que si esa visita se hubiera producido, tal vez el proceso hubiera tomado otro curso, o al menos la Comisión habría podido recoger elementos de primera mano sobre el atropello que se estaba fraguando contra Rubén. Ojalá que no haya habido a este respecto un ocultamiento de información del Gobierno a la Comisión o peor aún, un entorpecimiento de su labor.

Le informo asimismo que el Tribunal tiene ahora diez días para redactar su sentencia, y espero que la Comisión sea debidamente informada por el gobierno del tenor de la misma.

De igual manera le solicito, señor Director, que se sirva poner en conocimientos de estos hechos al Comité de Libertad Sindical, en el marco del caso núm. 2763.

Reciba mi más atento saludo.

Atentamente,

 

José Elías Torres Virguez

Secretario General (E)

CTV-Secretaría General